martes, 12 de julio de 2016

Zapallitos rellenos de caballa y queso

¿Zapallitos? ¿Qué es eso? Me preguntan. 
Pues... unos calabacines redondos que son ideales para hacer rellenos justamente por su forma esférica.

Originarios de Argentina y no muy conocidos en España, se han adaptado estupendamente a mi huerto a pesar de estar en el hemisferio norte. 


La Wikipedia nos cuenta algo más al respecto: "... En Argentina, se llama zapallito (Cucurbita maxima var. zapallito), (...), zapallito redondo, zapallito redondo de tronco, o zapallito criollo (Argentina), al fruto consumido inmaduro de esta variedad, nativa de la Argentina y cultivada desde épocas precolombinas..."

Como miembro de la familia de las cucurbitáceas es sensible a las mismas enfermedades y plagas que el calabacín, sobre todo el oidio y el pulgón.

En cuanto al riego es importante realizarlo con cierta frecuencia para que sus frutos tengan una piel fina, lustrosa y tierna.

Y como la mayoría de los productos del huerto llegan todos a la vez por lo que hay que esforzarse por improvisar rellenos durante toda la temporada de recolección: zapallitos rellenos de setas o carne picada, bonito, caballa, champiñones, etc.

En este caso la receta es de zapallitos rellenos de caballa y queso pero si quieres ver otras alternativas, en el blog hay otras recetas que puedes consultar:

Vamos a ponernos en marcha preparando los ingredientes:
- 3 zapallitos (salen 6 raciones)
- 1 huevo
- 1 lata de caballa
- 3 cucharadas soperas de queso rallado
- 3 lonchas de queso para fundir
- Para decorar: 6 aceitunas y 6 tiras de pimiento rojo   
- Sal, si te parece que hace falta porque el zapallito puede ser dulce y la caballa y el queso salados. Yo no le eché nada de sal. 

Preparación:

Los cortamos trasversalmente y le quitamos el culín y el tronquito para que al apoyarlos sobre la fuente y/o el plato queden bien estables.



Los ponemos a cocer al vapor durante 15 minutos. Es mejor al vapor y no hervidos porque absorben mucha agua.


 
Una vez cocidos y que se hayan enfriado les quitamos el centro haciendo hueco para el relleno.


Los damos vuelta boca abajo para que escurra el líquido y dejamos la pulpa también escurriendo en un colador. 


Encendemos el horno a 200ºC para que vaya calentándose.

Mientras, unimos el resto del relleno: el huevo batido junto con la caballa y el queso. A ésto añadimos la pulpa que estaba escurriendo.



Los rellenamos con una cuchara y hacemos leve presión hacia abajo.
 


Decoramos con el queso en lonchas, el pimiento rojo y la aceituna.


Los ponemos en el horno durante 15 minutos y ya está listo para comer o para dejarlos hechos para comerlos más tarde porque se adaptan muy bien a ser recalentados ya que contienen mucha agua y por lo tanto no se resecan.

 
 Si te ha gustado este artículo,
te invito a seguir los artículos del blog haciendo clic aquí
y a participar en las redes sociales de Portal Jardín 
Facebook  Twitter  Google+  Pinterest  Instagram  YouTube
También puedes ayudarme compartiendo este artículo. ¡Gracias!